PARA CUIDAR TUS PRENDAS DE LANA es importante tener en cuenta, para todas ellas, los siguientes consejos:

1. Lavalas siempre con agua fría, por debajo de los 35 grados, y a mano, para evitar que la prenda se encoja. Coloca el tejido en el agua jabonosa y agita la prenda suavemente.
2. Para que la lana no pierda elasticidad de las fibras y se mantenga suave, el último enjuague debe hacerse en 2 litros de agua con 1 cucharadita de vinagre.
3. Para retirar el exceso de agua coloca la pieza en una toalla seca haciendo presión. Nunca exprimas o retuerzas las piezas tejidas.
4. La mejor manera de poner a secar estas prendas es colocarlas en una superficie plana en un lugar aireado, tardará en secarse, pero no se deformará como sí ocurriría si las tendiéramos en las cuerdas de tender ropa. Debes dar vuelta la pieza a las doce horas y dejarla al aire otras doce horas para que se seque.
5. El planchado debe hacerse siempre con un paño, con la plancha no tan caliente, pasándola siempre para un solo lado, levantándola y volviéndola a pasar para el mismo lado.

Ver más patrones | Ver tutoriales | Ver más tutoriales de ayudas para tejer

SI LA PRENDA ES DE ALGODÓN, LANA O ACRÍLICO.
1. Si la prenda es tejida a mano, siempre conviene mirar las instrucciones de lavado en el ovillo de lana con la que se ha realizado. Por ejemplo la lana superwash, se puede lavar a mano o en lavadora, siempre que se utilice agua fría.
2. Si se trata de hilos de algodón y lino, se pueden lavar en lavadora en un ciclo suave, ya sea en agua fría o caliente.
3. Los hilos sintéticos y acrílicos pueden ser lavados y secados con la ropa normal sin problema.
4. Si no sabes de qué clase de material es la prenda, lávala a mano y en agua fría para evitar daños, y no uses secadora para secar, sino déjala que se seque al aire libre.

¿QUE JABÓN USAR?
Para lavar a mano, elige un detergente suave y agua fría. para las fibras de lana, elegí una fórmula desarrolladora para la lana o champú suave para bebés. Hay detergentes especiales que contienen lanolina, un aceite natural producido por las ovejas que ayuda a preservar las fibras de lana, y aumenta la resistencia de la lana al agua. Este es el tipo de detergente que se debe utilizar para las prendas de punto.

LAVADO DE MANTAS DE LANA
1. Conviene lavarlas en una pileta grande o en una bañera con agua fría y una pequeña cantidad de jabón específico para la lana, sumergiendo la manta en el agua para que se repose durante por lo menos 15 minutos, si es que está muy sucia.
2. Luego, se debe vaciar la pileta o bañera y volver a llenarla con agua limpia y fría. Esto permite que la manta se asiente de nuevo durante unos minutos. Este enjuague se lo debe repetir si es necesario.
3. Escurre el agua de nuevo y saca la manta nuevamente. Si es posible, coloca la manta al aire libre en un día de sol para secarla. Otra opción es colocar las toallas en el suelo y la manta sobre ellas para que se seque al aire libre.

AL GUARDAS LAS MANTAS
1. Lavalas antes de guardarlas para la próxima temporada. Doblalas y guárdalas en un recipiente como una caja de plástico con tapa, para mantenerla aislada de las polillas y otras plagas.
2. Añade naftalina a la caja como un seguro adicional contra insectos y plagas. Coloca las bolas de naftalina en una pequeña bolsa o un sobre para evitar el contacto directo con la manta de lana, y con cuidado, ya que las bolas de naftalina son tóxicas.
3. Guarda la caja o contenedor con la manta en un lugar seco, preferentemente dentro de la casa y no en un sótano o en el garaje para evitar la acumulación de humedad.

Haz clic aquí para saber como descargar esta información. Consigue los materiales y herramientas que toda tejedora necesita haciendo clic aquí.

Print Friendly, PDF & Email
Comparte esta belleza!

Visita nuestras secciones:


Patrones Tutorial Puntos Curso Tienda

Written by

Nataly Cervantes

Me gusta tejer, pero más me gusta compartir!